Este sitio web tiene ciertas restriucciones de navegación. Le recomendamos utilizar buscadores como: Edge, Chrome, Safari o Firefox.

Envío gratuito a partir de 120€ con el código FREEDELIVERY.

Reciba un 10% de descuento uniéndose a nuestro boletín.

Una rutina de cuidado del cabello y algunos consejos.

El cabello muchas veces nos deja perplejos.

Estético, protector contra el sol y el frío, nuestro cabello también ayuda a regular nuestra temperatura corporal absorbiendo nuestra transpiración.

Ellos ayudar a proteger el cerebro, el órgano más frágil del cuerpo humano.

Entonces, entre el cabello que no crece lo suficientemente rápido... que se cae... demasiado grueso... ¿cómo se puede seguir la rutina correcta?

Ten en cuenta que cada tipo de cabello tiene su propia rutina y pronto publicaremos una rutina para cabello rizado.

Lavado

El efecto graso del cabello suele deberse a una sobreproducción de sebo.

Puede ser por champús ultradecapantes, contaminación, tocarse el cabello con las manos sucias, etc.

Con champús demasiado químicos, el cabello pierde su película protectora y produce exceso de sebo.

De media, los expertos recomendarían lavarse 2 veces por semana con champús suaves (fórmulas ligeras, sin conservantes, al menos un 97% de ingredientes naturales): el cabello tarda en acostumbrarse a la falta de químicos al principio, pero acaba redescubriendo su naturaleza.

Algunos días, ¿por qué no simplemente enjuagar y aplicar un tratamiento sin enjuague (aceite seco en medios y puntas para desenredar)?

¿Cómo espaciar tus champús?

Utilice menos champú en cada lavado (en cantidad), incluso hasta el punto de saltarse un lavado.

Haz todo gradualmente.

Cepillado

Cepillar tu cabello es un paso IMPRESCINDIBLE en tu rutina. Debe corresponder bien a la naturaleza del cabello, existiendo diferentes técnicas en función del mismo.

1. Con un cepillo de calidad.

2. Un gesto suave y no agresivo: muy importante para evitar romper el cabello ya debilitado

3. Se recomienda cepillarse el cabello mañana y noche.

¿Por qué?

- Estirar el sebo a lo largo, lo que protege el cabello desde la raíz hasta las puntas.

- Para eliminar las impurezas y la contaminación del cabello.

- Con el cepillado aireamos el cabello, activamos la microcirculación y por tanto la oxigenación del cuero cabelludo: el cabello crece más rápido y está más fuerte.

ALIMENTO

Favorece los alimentos ricos en proteínas, vitaminas, hierro, magnesio y zinc:

- Huevos (Vitaminas A, B, Zinc, proteínas)

- Avellanas y otros frutos secos (Hierro, magnesio, Vitamina B, zinc)

- Espinacas y lentejas (hierro, proteínas)

- Plátano (zinc, magnesio)

¡Y muchos más!

Y por qué no los complementos alimenticios si nuestra dieta no contiene todo eso.

CONSEJOS ADICIONALES

1. El secador quema especialmente en el cuero cabelludo, a 20cm, no en las puntas ni cuando está frío

2. Enjuague con agua tibia o fría, el calor extremo ataca el cabello.

3. Trenza tu cabello antes de dormir para evitar fricciones que provoquen roturas

4. La mascarilla y el aceite siempre quedan bien, pero revisa nuevamente los ingredientes (naturales, sin conservantes)

5. En invierno guarda el pelo dentro del abrigo porque también hace frío y esto lo debilita, al igual que el roce con el abrigo.

6. Acortar regularmente para fortalecer el cabello.

Los más vendidos de tono

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Carrito de compras

No hay más productos disponibles para comprar